Select Page

Larga vida a Hattrick

Larga vida a Hattrick

Cuando hace más de trece años me enseñaron Hattrick no pensé que nuestra relación iba a llegar tan lejos, pero por el momento, he invertido horas en tres etapas muy distintas de mi vida sin arrepentirme de ello. Tanto es así que, gracias a una campaña de email que tocaba la nostalgia de antiguos jugadores he vuelto a caer.

Hattrick lleva desde 1997 activo y es un juego online de gestión de equipos de fútbol totalmente gratuito. No pagas nada por jugar y no puedes pagar para tener ventaja sobre el resto, aunque tienes la opción de mejorar tu cuenta con opciones de edición estéticas (escudo, uniformes, notas de prensa…)

En Hattrick construyes y entrenas un club con el paso del tiempo compitiendo contra otros mánagers humanos. A diferencia de muchos otros juegos de fútbol, no necesitas horas cada día para ganar: la clave está en diseñar la estrategia perfecta. Actualmente cuenta también con app móvil para facilitar la participación y es fácil de jugar, la mejor demostración que podéis tener de ello son sus números, aunque la comunidad ha tenido picos más altos sigue manteniendo enganchados a día de hoy a cientos de miles de usuarios de todos los rincones del mundo.

Mi primera toma de contacto con el juego fue cuando tenía 21 años y trabajaba en una tienda de videojuegos, allá por 2007, mi etapa en Hattrick más larga. En ella fundé Ravens FC, aprendí los conceptos básicos y llegué a terminar varias temporadas seguidas con éxito, y con ascensos de división incluidos.

Mi experiencia después de regresar en 2016 fue mucho más fugaz, volví tentado por la curiosidad de comprobar como había envejecido el juego durante los últimos seis años y lo abandoné rápidamente al terminar la primera temporada. Las sensaciones durante esta segunda vez fueron inmejorables, sembrando la semilla que hace unos días ha dado sus frutos. Hattrick ha conseguido mantener su esencia añadiendo nuevas mecánicas sin ayudas de pago o desequilibrios en el juego.

Antes de seguir escribiendo me gustaría recalcar que ninguna de las dos retiradas fue porque perdiese el interés en seguir jugando, la coincidencia de diferentes circunstancias hicieron que aún disfrutando la experiencia tuviese que acabar cerrando la cuenta.

Fran Lionheart

Al registrarnos y dar de alta nuestro equipo, se nos incluirá dentro de uno de los grupos de las dos últimas divisiones de nuestro país. Por lo general, tendremos dos partidos a la semana, los miércoles un amistoso/partido de copa y los sábados el partido de liga de nuestro grupo.

Una de las mayores bondades de Hattrick pasa por disfrutar de la gran profundidad de un juego completo de gestión deportiva empleando muy poco tiempo, aunque eso no implica que haya pocas cosas de las que tengamos que estar pendientes. Además de realizar las tareas propias de cualquier título del mismo género, contratar distintos tipos de empleados, remodelar el estadio, gestionar una academia de juveniles, organizar entrenamientos…cuenta con una cantidad de detalles y datos absurda, llegando a almacenar toda la trayectoria de los equipos y los jugadores independientemente del usuario que haya al mando en cada momento. Esto se acentúa con las suscripciones ‘supporter’ disponibles, no nos darán ventaja en el juego pero si aumentarán la capacidad de personalización de nuestros equipos.

En Hattrick realizas las tareas tanto del mánager del equipo como del propietario. Planeas las tácticas y la estrategia, decides qué entrenar y seleccionas a los jugadores que jugarán. Compras y vendes jugadores, inviertes en mejoras para el estadio, descubres futuras estrellas… Es cierto que durante los primeros días puede demandar algo más de atención debido a su curva de aprendizaje pero, para tener éxito el mejor punto de partida es formar una buena estrategia y un plan a largo plazo. El juego nos permite mantener nuestro equipo planificando todas nuestras acciones y decisiones con antelación y tiempo suficiente, sin obligarnos a conectarnos en ningún horario concreto, ni siquiera para los partidos más complicados.

Si alguien se anima a probar, debido al confinamiento el equipo de Hattrick ha creado un torneo para los nuevos usuarios, la Copa Paraíso. Para estar un poco más entretenidos estos días, al dar de alta tu equipo, os emparejarán en este nuevo torneo con otros 15 nuevos usuarios. Jugaréis un sólo partido contra cada rival cada dos días, optando a ganar un año gratis de una de las suscripciones ‘supporter’ y entrando en un sorteo de otros premios simplemente por participar.

En Hattrick, acaba de empezar la temporada 63, aún hay huecos libres y sólo se han disputado dos partidos de liga. Si os gustan los juegos de este tipo debéis darle una oportunidad si no lo habéis hecho ya, y si lo habéis hecho pero por algún motivo externo lo tuvisteis que dejar volved a intentarlo.

En las últimas capturas de esta entrada, podéis ver que mi equipo no ha empezado mal en ninguna de las dos competiciones importantes que tengo esta temporada, la copa Paraíso y la liga dentro del grupo 92 de la octava división española.

En el nuevo torneo de Hattrick me lastra una derrota en uno de los primeros partidos, pero a falta de cinco encuentros para el final sigo contando con todas las opciones. Todos mis rivales son equipos recientemente dados de alta y este mismo sábado nos enfrentamos primero y segundo ¡la cosa está que arde!

La liga sin duda va a resultar mucho más difícil. En el grupo 92 de la octava división hay mezcla de equipos con distinta antigüedad, y como consecuencia diferencias importantes en el desarrollo de los jugadores, el equipo y en definitiva el punto de partida. En mi caso, al ser la primera temporada todo pasa por conocer partido a partido a los jugadores y mis rivales, planificando una estrategia a largo plazo que me permita optar a todo pase lo que pase la próxima temporada.

Fran Lionheart

Las equipaciones de esta primera primera temporada. La visitante con nuestros colores, atrevida e innovadora. La local blanca como la nieve, con nuestros símbolos y ‘las alas’ oscuras.

Espero que os guste.

Autor

Fran Lionheart

Me conocen como Fran Lionheart, tengo 34 años, me gano la vida como arquitecto/desarrollador de software, y siempre que puedo juego. Con estos datos, creo que ya podéis considerarme uno de esos adultos que sigue jugando, algo de lo que estoy muy orgulloso pese a la mala prensa que tiene. De una forma u otra, los juegos siempre han sido una parte muy importante de mi vida, y ya sea por afición o por trabajo, de lo que estoy seguro es de que siempre me han ayudado.